PROJECTE À-TIC

Proyecto piloto de vivienda sostenible
El proyecto se desarrolla a partir de cuatro parámetros extraídos de las certificaciones energéticas: energía y agua, salud y materiales. A nivel de energía se ha reducido el consumo en un 65%, con soluciones como los aislamientos naturales, la aerotermia conectada al suelo radiante y el control domótico para la eficiencia. En cuanto al agua, el ahorro ha sido de un 40%, gracias al reciclaje de agua de la ducha para el inodoro o el sistema que evita lanzar el agua fría de la ducha mientras esperamos que se caliente, consiguiendo así un alto nivel de confort.
Pero el proyecto no se limita a aspectos cuantitativos. Hemos creado un espacio saludable, libre de radiaciones electromagnéticas y de contaminación ambiental, mediante un estudio geoambiental y el uso de materiales naturales. Para esto, hemos aplicado la filosofía de las 3R: Reducir, Reutilizar y Reciclar; y añadimos: el uso de materiales Renovables y locales. Destaca la ausencia de yeso en las paredes. En su lugar, utilizamos un material natural, de proximidad y bajo procesado industrial, y, sobre todo, un material higrotérmico que regula la humedad de la vivienda: el mortero de arcilla. En definitiva, ecología, confort y salud se unen para crear este espacio.